dimecres, 2 de juliol de 2008

¿CRISIS O RECESIÓN?

Da igual, para los trabajadores y sectores populares significa cierre de empresas y aumento del paro, recorte de los salarios, alargamiento de la jornada laboral, aumento de la siniestralidad laboral, aumento exorbitante de los precios alimentarios y de los servicios de mantenimiento de los hogares como la electricidad, el gas, el agua, la telefonía, las hipotecas y los alquileres de las viviendas; en definitiva, mayor endeudamiento y empobrecimiento de las familias obreras

Por el contrario, para la gran banca representa simplemente un cambio de la línea de explotación para que sus beneficios no paren de crecer, solo el banco de Santander liderado por el depredador Botín, declara 10800 millones de euros de ganancias superiores al año anterior. El resto de banqueros y patronos de grandes empresas estratégicas de servicios siguen en esta tendencia ascendente.

El por ello que los economistas del sistema, con el beneplácito del Gobierno Zapatero, mezclan su opinión entre si, llamar a la actual situación económica crisis o recesión.

El día 28 de junio último, el PCPC celebró un acto abierto en Barcelona, en donde se trató de todo ello mediante una exposición de los orígenes y las causas, lo que alimentó un importante debate de los asistentes al mismo. En el debate salió a colación la pasividad de la llamada izquierda política del sistema y de los sindicatos mayoritarios burocratizados, CC OO y UGT. Al final se hizo un llamamiento al trabajo revolucionario de concienciación.

La ponencia fue a cargo de Juanjo Serrano, miembro del Comité Ejecutivo del PCPC, cerrando el acto Miguel Guerrero, Secretario General del Partido, explicando las claves de la movilización en la perspectiva de la huelga general.