dilluns, 9 de juliol de 2007

NO AL DESALOJO DE LA OPERA



Comunicado de la organización de l'Hospitalet.

Ante el desalojo del Centro Social Ocupado de la OPERA de l’Hospitalet, la organización del PCPC en la ciudad quiere manifestar, tanto a la ciudadanía como al Ayuntamiento de la ciudad, su opinión:

1. La medida de desalojo de la Opera, es parte de la ofensiva que esta sufriendo en estos momentos en el estado español el movimiento alternativo, en los últimos meses en Catalunya se ha procedido al desalojo sistemático, con el empleo de la fuerza bruta de los Mossos d’Esquadra, de un número considerable de locales ocupados, no es por casualidad que naves abandonadas durante años, de golpe sean reclamadas judicialmente por sus dueños, este proceso esta inmerso dentro de la especulación inmobiliaria que sufren nuestras ciudades.

2. La experiencia cultural y social de la Opera no es un caso aislado, en nuestra ciudad siempre ha habido colectivos de jóvenes que entienden la cultura y el ocio de una forma alternativa, fuera de los cánones pseudo-culturales con que el sistema capitalista quiere adocenar a la juventud, basta recordar la experiencia de la Vaquería.

3. Durante los cinco años que ha durado la experiencia de la Opera, se ha demostrado que los jóvenes, lejos de los estereotipos oficiales, son capaces de auto-gestionar sus propios espacios de ocio, cultura y reivindicación, sin la asfixiante tutela de los poderes públicos: conciertos de música, talleres de todo tipo, etc., han sido realizados por los jóvenes directamente, sin recibir apoyo o subvención alguna del Ayuntamiento.

Desde el PCPC, queremos denunciar:

1. El proceso constante de criminalización de aquellos sectores de la juventud, que no aceptan los mecanismos del sistema capitalista, empleando todo el aparato represor que el sistema tienen a su alcance: aparato judicial, policial y político; que se suma a otros procesos de criminalización como el caso de los trabajadores del Prat o los sindicalistas asturianos Cándido y Morala.

2. La actitud del Ayuntamiento de hacer oídos sordos a una realidad social, estando más preocupados de atender los intereses de las inmobiliarias y de la imagen post-moderna de la ciudad, que de las necesidades de los jóvenes. El gobierno municipal, en teoría de izquierdas (PSC, ICV, EUA), lejos de llevar una política distinta ante esta situación, no tiene diferencias con los gobiernos de derechas, les une una misma idea, la defensa de este sistema que a ellos les vas bien.

¡NO AL DESALOJO DE LA OPERA!