divendres, 6 de juliol de 2007

CONTRA EL NEPOTISMO POLÍTICO: DIMISIÓN



Comunicado de la organización de Santa Coloma.
Sta. Coloma de Gramanet, 25 de Mayo de 2007

La Constitución española de 1978 es de corte burgués, diseñada para preservar el modelo de opresión capitalista contra la mayoría del pueblo, la cual se compone de la clase obrera y de amplios sectores populares que, para poder sobrevivir, está obligada a vender su fuerza de trabajo como una mercancía en el mercado de la oferta y la demanda; aunque, entre los que la consensuaron y la popularizaron como si de una panacea se tratara, hubiera una cohorte de falsos comunistas que hoy se reparten los beneficios del poder porque ellos también son gestores del mismo.

A pesar de este carácter constitucional, y como que a finales de los años 70 se salía del terror fascista con una gran masa de luchadores y luchadoras insertos en los movimientos de vanguardia sindical, vecinal, estudiantil y otras corporaciones asociativas, que exigían con ahínco democracia y libertad; la Constitución recogía también algunas de estas aspiraciones formales, como el derecho la huelga, a la libre asociación y a la libertad de expresión.

Treinta años de poder en manos de la derecha revanchista y de la izquierda reformista en brazos de la socialdemocracia liberal, han domesticado a la izquierda política del sistema, a los sindicatos mayoritarios y al movimiento vecinal, desarmando al mismo tiempo al movimiento estudiantil y al conjunto de la sociedad. Han inseminado artificialmente una psicología catastrofista conducente a la desmovilización y a la pasividad. Es en este contexto antropológico en donde las oligarquías del poder tratan de cercenar las libertades cívicas e involucionar el derecho de expresión.

En Sta. Coloma de Gramanet, este proceso involucionista es sustentado a impulso del propio alcalde Bartolomé Muñoz, con la excusa perversa de la “ordenanza por el civismo”. Este falso demócrata actúa como un cacique; por ejemplo: en esta campaña a elecciones locales, no solamente se apropia él solo del 50% del espacio electoral, es que niega el mínimo de legitimidad, en gran parte, al resto de los demás. Al Partit Comunista del Poble de Catalunya (PCPC), solo le ha autorizado el enganche de 3 pancartas y, como a otras organizaciones sin representación en el consistorio, se nos amenaza con la coacción de sanciones si distribuimos nuestra propaganda. Con el pretexto de limpiar la ciudad, al PCPC se le retiran 16 pancartas (incluidas las 3 autorizadas) e infinidad de carteles.

El caso más flagrante de prepotencia caciquil se da en la Plaza del Reloj: se retiran los carteles al PCPC diciendo que allí no se cuelga propaganda electoral, y luego, limpia ésta, se procede a colocar profusa e indiscriminadamente la foto gigante del alcalde Bartolomé.

Los comunistas de Santa Coloma de Gramanet, el PCPC, denunciamos el nepotismo que ha practicado en esta campaña electoral el primer edil de nuestra ciudad, Bartolomé Muñoz, por lo que exigimos la revocabilidad de su cargo.

- BASTA DE CACIQUISMO. BASTA DE RECORTES DE LIBERTAD.

- NEPOTISMO: DIMISIÓN.