diumenge, 30 de març de 2008

VALORACIÓN DE LAS ELECCIONES GENERALES

Declaración del Comité Central del PCPC, 29 de marzo de 2008.

Las elecciones generales del 9 de Marzo han concentrado en los partidos del bipartidismo el 83,86% de los votos a nivel del Estado. El capitalismo español ha reforzado el poder absoluto de las instituciones para mantener su brutal explotación sobre la clase obrera y sectores populares en beneficio de la concentración del capital. Con este resultado la oligarquía española establece un marco favorable para continuar con su escalada de recortes sociales, de precariedad laboral, de disminuciones salariales y de conculcación de derechos fundamentales como el de la educación, ahora el plan Bolonia; el derecho de expresión y la negación del desarrollo de las libertades políticas y sindicales, con persecuciones discriminadas a sindicalistas y a la izquierda antisistema. Igualmente se continuará oponiendo a cauces democráticos para el desarrollo de los derechos nacionales, en fobia contra la autodeterminación.

La estrategia elaborada por los impulsores del bipartidismo, mediante el uso de todos los medios de propagación y centros de poder: TV, radio, prensa; financiación bancaria y ley electoral, ha logrado la bancarrota de ERC, EUiA; CHA en Aragón y CC en Canarias. Tanto PSOE como PP se consolidan como testaferros políticos de los banqueros, ya que son éstos los que pagan sus campañas electorales con decenas de millones de euros o miles de millones de las antiguas pesetas.

Pero si los abusos de la ley electoral y de los medios de comunicación han castigado a las fuerzas políticas minoritarias del sistema, el retroceso de las mismas está también en sus colaboraciones y apoyos al modelo de gobernabilidad que ejercen los partidos de la oligarquía, que restringen las libertades y el desarrollo social, empobreciendo cada vez más a las familias obreras. Si el Estado reprime a las fuerzas políticas como la izquierda aberzale o lideres sindicales; también es cierto que los poderes locales constituidos por todos los partidos del sistema, en cuyo conglomerado se incluyen los mencionados, ponen en marcha ordenanzas municipales que contravienen los derechos constitucionales, movilizando sus policías represivas contra la propaganda que no sea de las suyas, sancionando y multando a discreción.

Lo mismo que de otros partidos, nuestros militantes padecen persecución policial que llega hasta los juzgados (el día 7 de Abril comparecerán en el juzgado dos de nuestros camaradas de Santa Coloma). De la misma manera actúan las juntas electorales centrales y de zona, obstaculizando burocráticamente nuestro ejercicio electoral.

El PCPC, consciente de las dificultades existentes ya señaladas impuestas por el vampirismo bipartidista y sus colaboradores, se ha presentado a estas elecciones, en hermanamiento con el PCPE, con dos objetivos fundamentales: La denuncia de la farsa moral burguesa y el dar a conocer a los trabajadores y capas populares, la presencia y perspectivas de nuestro programa político basado en la propuesta de lucha por un Estado Republicano Confederal, que se sustente en la laicidad y en la defensa de la vida cotidiana de los trabajadores; en el camino hacia la revolución política social como paso previo a la fase superior del socialismo. El esfuerzo realizado por militantes y amigos de nuestro Partido ha permitido a éste doblar en estas elecciones el número de votos obtenidos.

El PCPC, no solamente quiere agradecer a sus votantes la confianza depositada; anima a estos/as a seguir profundizando en la necesidad del Partido Comunista como sujeto revolucionario, organizador e insobornable en el contexto de la lucha de clases. Consolidando a éste contribuiremos a frenar y rechazar las agresiones del capitalismo; contribuiremos a la acumulación de fuerzas para avanzar hacia un mundo mejor: el socialismo y el comunismo.

¡SOCIALISMO O BARBARIE!